Todos los años muchos fans de los certámenes de belleza esperan con ansias que participante representará cada país, suponiendo que son las más bellas de cada nación. En los últimos años se ha desatado un escándalo sexual alrededor de la política y los certámenes de belleza, pues no sólo los fanáticos esperan ver cuales son las candidatas que llevarán con orgullo la representación de su país, ahora también los políticos.

 

Se es de conocimiento que grandes y pudientes políticos ahora se dan a la tarea de hacer “ofertas” muy bien resueltas y presuntamente muy beneficiosa para las candidatas, rumores bastante subidos de tono que se han filtrado de los mejores hoteles de la región comentan que, han visto entrar a candidatas del reinado a habitaciones sumamente lujosas donde se hospedan grandes políticos.

 

Esto no ha quedado acá pues ha desatado toda una ola de rumores que relacionan a estas candidatas con la política y no precisamente por sus ideales en la misma, para que una chica pueda participar en estos tipos de certámenes claro que primeramente debe ser bella y carismática, cumplir con requisitos de tallas y peso exigidas. Pero es muy cierto también que debe poseer dinero suficiente para patrocinar o en su defectos buscar buenos patrocinantes.

 

Es acá donde entra en rol protagónico de los políticos, estos defensores de la “libertad” y la “Democracia”, quienes se supone son personas intachables y que han sido elegido por el pueblo para ello. Hacen inversiones del dinero del estado para “ayudar” a su candidata de preferencia. Convirtiéndolas en sus juguetes sexuales disponibles para ellos, cuando ellos así lo requieran. Muchas de ellas se juegan el todo por el todo, ya que esa corona es el sueño de estas chicas desde que eran unas niñas, ellas no solapan la idea de no alcanzarla estando ya muy cercas.

 

Este juego sexual de beneficios mutuos se ha convertido en una bomba de tiempo que ha ido explotando poco a poco durante el tiempo, incluso se ha vuelto o se ha visto cómo una beca para estas niñas. Por lo que ahora ellas misma buscan esta “oportunidad”